Teoría del Estado Colegiado

marzo 19, 2018

Filed under: Uncategorized — iusnet @ 12:58 am

Anuncios

julio 2, 2011

Consideraciones preliminares

Filed under: Uncategorized — iusnet @ 4:36 am

La propuesta del Estado Colegiado presentada en este blog promueve la conformación de estructuras sociales regidas mediante la decisionalidad colegiada, bajo la consideración de que esta forma decisional es la metodología más adecuada para el arbitraje sociológico y la resolución pacífica de conflictos.

En la historia de las civilizaciones esta idea se ha expresado políticamente en el ejercicio del gobierno ejecutivo a través de las estructuras conocidas como triunviratos y directorios.

Igualmente a lo largo de la historia se ha demostrado que los principales desafíos inherentes a estas formas de dirección colegiada, están estrechamente ligados a la dificultad que ha representado comunicar de manera eficaz e inmediata las decisiones de los miembros del cuerpo colegiado ante la necesidad de resolver situaciones de gran importancia durante su ausencia física.

Sin embargo, los últimos desarrollos de la tecnología de las comunicaciones, posibilitan al día de hoy, por primera vez en la historia, que un grupo de decisores transmitan de inmeditato su comunicación a los demás miembros del grupo decisor, a pesar de la ausencia y la distancia.

Esta sola condición, abre un horizonte de posibilidades inédito para que las decisiones más importantes de una colectividad, puedan ser asumidas y ejecutadas eficazmente, mediante una decisionalidad colegiada.

Este horizonte conlleva aparejado un sinnúmero de ventajas, asociadas a la institucionalización y despersonalización de la ejecución de los supuestos legales que norman teóricamente cualquier organización política.

En este sitio virtual se presentan una serie de observaciones y análisis orientados a afianzar y promover la idea de que es conveniente, a partir de esta era de las comunicaciones, rediseñar y orientar las estructuras de poder decisional, para dotarles de un mayor sentido de pluralidad y dinamismo que puede ser, por primera vez en la histora, ejercido simultáneamente.

El concepto de “colegio” se propone aquí para designar la integración colectiva de un grupo de decisores, cuya responsabilidad compartida pueda empoderar a las organizaciones sociales, en este caso el Estado, de mayor fuerza ejecutiva y de mayor legitimidad democrática.

Del Triunvirato al Directorio Ejecutivo como formas de Gobierno bajo el concepto de Estado Colegiado.

A lo largo de la historia, por “Triunvirato” se ha concebido al gobierno ejecutivo de tres personas. Se tiene registro de su existencia desde tiempos anteriores al período de la Grecia clásica, referidos por el historiador Herodoto. Durante la hegemonía del imperio romano se conformó en diversas ocasiones, siendo la más relevante aquélla en la que intervino el emperador Julio César. En la era moderna, durante la revolución francesa Robespierre, Marat y Danton conformaron igualmente un triunvirato. Posteriormente, diversos modelos de gobierno, basados en la misma noción de responsabilidad y dirección compartida, fueron implementados en algunos países de América, como Uruguay, Argentina y México, siendo denominados en algunos casos como Directorio (Argentina) y en otros como Triunvirato (México) independientemente de su conformación numérica (Ver la página titulada “Las previsiones del primer congreso Constituyente” en este mismo blog).

No obstante el principio del gobierno colegiado es el mismo en ambos casos, actualmente, en función de la experiencia Suiza, se asocia el concepto de “Directorio” al gobierno ejecutivo conformado por un número excedente de tres miembros (7 en el caso Suizo), mientras que el cuerpo colegiado compuesto de tres miembros es representado mejor por el concepto de “Triunvirato”.

Este blog se propone compartir la información y las consideraciones aquí vertidas como una contribución al enriquecimiento del debate político y social de nuestro país, divulgando la conciencia sobre una vastedad de posibilidades inexploradas que pueden sustentar una transformación institucional más profunda, que según las encuestas analizadas en nuestro trabajo, (Ver “Desenlaces del Ajuste Institucional”) se deducen como la mayor expectativa del público elector en los comicios federales por venir.

Independientemente de la preferencia por alguna modalidad o perspectiva particular sobre las nociones del Estado Colegiado y su idoneidad para la vida política nacional, el autor de este blog queda abierto en plena disposición a colaborar con cualquier intento académico o político, institucional, ciudadano o de cualquier índole, que se oriente al avance en la construcción de propuestas y alternativas similares o afines a las referidas en este blog.

Reiteramos nuestra mejor disposición para colaborar en futuros ejercicios orientados al desarrollo y ajuste de los planteamientos  y consideraciones aquí presentadas.

Atentamente,

Prof. César García Razo.

México, D.F., a 18 de Agosto de 2011.

abril 29, 2010

Aproximaciones a una Teoría del Estado Colegiado

Filed under: Uncategorized — iusnet @ 1:30 am

Se propone partir de la consideración de que los intentos por acceder en nuestro país a una mayor realización de la democracia se ven limitados por el hecho de que los ámbitos superiores del poder político no viven para su interior formas democráticas de decisión sino más bien se organizan a través de estructuras aparentemente verticales que resuelven sus diferencias en zonas “oscuras” de modo tal que al relacionarse con el resto de los niveles de la sociedad promueven u obstaculizan su participación de acuerdo con la resolución de conflictos e intereses velados para la mayoría, lo cual viene finalmente a confundir y socavar la credibilidad de las instituciones y a mermar la posibilidad de articular una sociedad genuinamente democrática(1).

Derivado de lo anterior resulta difícil esperar que una sociedad pueda ponerse de acuerdo y funcionar democráticamente cuando sus estructuras superiores no se relacionan democráticamente (2). Si se considera que el ejercicio unipersonal de poder es necesario y que la “condición” humana impide el ejercicio colegiado del poder entonces cabría deducir que difícilmente la sociedad adoptaría para sí un modelo de vida y gobierno que no fuera proyectado y practicado por sus mismas estructuras superiores (3); entonces el ideal de la democracia todo se limitaría a una función de utilitarismo disuasorio contra la frustración social ante la realidad de estar conminados a funcionar bajo estructuras de poder verticales en sociedades jerarquizadas, lo cual prevalecería en tanto las estructuras superiores no democratizaran o “colegiaran” su conformación y operatividad. Bajo esta lógica cabe considerar que el ejercicio colegiado del poder sería un elemento fundamental de una democracia efectiva (4).

Difícilmente se puede negar que la división del poder público genera la autolimitación en beneficio de los gobernados y que mediante esta división se podría generar la transparencia de los actos del Estado que se piensa indispensable para que los gobiernos operen de acuerdo al verdadero interés de la mayoría y sujetos a los postulados de la ley (5). El problema vendría a ser el cómo actualizar esa división del poder público de manera tal que se genere efectivamente la autolimitación del poder en beneficio y no en perjuicio de los gobernados (6).

Tener un sistema político supuestamente democrático en donde el poder ejecutivo está estructurado para funcionar bajo el mando y el liderazgo de una autoridad personal conteniendo todas las prerrogativas y facultades que le están dadas hoy en un sistema presidencial es equivalente al supuesto de que la democracia fuera la capacidad del pueblo de escoger a su tirano, dentro de un espectro de alternativas semejantes. Desde esta perspectiva no es aceptable llamar a esto democracia (7).

Aún y cuando este poder político supremo constituido verticalmente, el presidencial, encontrara un órgano de contención como en los sistemas parlamentarios lo puede ser el parlamento, la experiencia parlamentaria ha demostrado que la composición tan numerosa de dichos cuerpos generan una fragmentación de intereses tal que aún y cuando este ejercicio del poder adquiera una apariencia de operatividad más democrática, el problema es que esas  alianzas se ven en la necesidad de operar en lo secreto para conseguir más eficazmente sus objetivos, sobre todo aquellos que representan intereses parciales diferentes de los de la mayoría.

Podemos pensar en otro argumento igualmente importante sobre la obsolescencia o limitación de los sistemas parlamentarios: la excesiva fragmentación del poder “formal” (8) ha generado más bien una incapacidad para establecer consensos que impide la efectiva resolución de asuntos muy importantes y conlleva un estancamiento en otros órdenes de la vida social (9).

Por lo anteriormente mencionado, para fortalecer la realización del ideal democrático en nuestras sociedades contemporáneas resulta conveniente, entre otras medidas, repensar las estructuras superiores del poder como necesarios ejemplos de un sistema colegiado y representativo que puedan comunicar al resto de la sociedad su ejemplo democrático.

Estamos hablando de que para consolidar una sociedad democrática no sería ya suficiente contar con un sistema que nos permita escoger democráticamente al líder político que ejerza formalmente de manera unipersonal el poder, como hasta hoy se concibe en los regímenes presidenciales o parlamentarios, sino que sería fundamental sobre todo diseñar y proponer estructuras que permitan que sea un grupo político escogido democráticamente el que ejerza el poder de manera colegiada y transparente.

Una estructura de poder colegiado representa una mayor realización del ideal del ejercicio democrático del supremo poder político porque el ejercicio del poder colegiado, de acuerdo con lo que presentaremos en nuestra propuesta supone que las resoluciones más controvertidas de la vida nacional puedan ser atraídas y resueltas por un grupo de ciudadanos erigidos en Consejo Superior de Estado en cuyo seno las resoluciones se tomarían por mayoría de votos, correspondiendo a cada uno de los siete integrantes, de acuerdo con nuestra propuesta, un voto por persona.

Desde la perspectiva aristotélica podemos considerar esta propuesta como el gobierno de una aristocracia escogida democráticamente. Aún así podemos oponerla con esta misma perspectiva a la condición del presidencialismo vigente similar a la operación de una monarquía elegida supuestamente democráticamente (decimos “supuestamente” porque cabe pensar que el monarca puede con mayor facilidad influir en los supuestos “procesos democráticos” de lo que podría una “aristocracia” siguiendo esta misma perspectiva).

Al amparo de otra manera de enunciar la disertación medular de esta propuesta estaríamos ante la discusión sobre la conveniencia de una aristocracia por sobre una monarquía, y entonces cabe bien que hagamos un recuento sobre esta discusión bajo un apartado denominado “la génesis de la supremacía ejecutiva” para que concluyéramos revisando la vigencia de esta discusión al amparo de las condiciones de la sociedad global de nuestra época.

Partiendo de la consideración de que el ideal de la democracia supone el reconocimiento de la igualdad de opinión y voto, como un principio social por el cual se legitima formalmente el sentido ajeno, este mismo principio ha de servirnos en la práctica para desarticular cualquier pretensión de fatalismo en la imposición de cualquier “verdad” sobre los modos más efectivos de resolver los conflictos de cualquier comunidad.

El supremo respeto del consenso es un principio que no logramos asimilar en nuestra sociedad, entre otras razones,  porque no nos termina de resultar igual la opinión del otro y la capacidad de expresar los razonamientos viene a convalidarse por encima del reconocimiento de la capacidad para opinar sobre los asuntos de la comunidad que por el solo hecho de ser humano y contar con discernimiento se le debe reconocer a cualquier persona mayor de 18 años, de acuerdo con los reconocimientos expreso de las leyes de nuestro país.

Queda claro que aquellos ciudadanos que pueden expresar mejor sus argumentos, sea por una capacidad innata o por haber recibido más educación, tienen la alternativa de ejercer influencia “política” sobre los demás ciudadanos. Esta circunstancia, sin embargo, comienza a generar un conflicto social cuando los poseedores de esta capacidad, la emplean para denostar y desacreditar, para generar confrontación y conflicto entre aquellos que no comparten su misma línea de opinión o poseen similar grado de expresividad.

El principio de la supremacía del consenso reza: “No importa quién tenga la mejor idea, sino sobre cuál podemos trabajar todos de acuerdo” o también algo como “La mejor idea es aquella en la que la mayoría estamos de acuerdo”. Cabe pensarse que sólo mediante el reconocimiento de este principio cabría la posibilidad de articular verdaderamente una forma de dirección colegiada en donde el trabajo coordinado, por el sólo hecho de ser producto de un consenso, tome el papel de “sentido” que será muy difícil contravenir en un escenario de posiciones divergentes.

La asimilación de este principio parece ser una condición desde la cual se podría actualizar en la democracia la realidad de que un Estado sea dirigido colegiadamente, en la consideración de que cuando el Colegio Superior se decida por una solución determinada, el hecho de que esa decisión resultara de una mayoría sería más importante por sobre cualquier pretendida consideración de  “racionalidad”, “calidad” o “veracidad” que disienta de esa decisión tomada; y entonces, por ese sólo hecho, bajo este contexto cabría la afirmación que el rumbo tomado constituiría una nueva razón de “sentido” capaz de generar una mayor solidaridad y por ende fortalecer la capacidad de superar los obtáculos colectivamente.

No importaría entonces que nuestra opción fracasara, siempre y cuando se tomara por estricta mayoría del Consejo Superior. La plena asimilación de ese principio llevaría entonces a que  todo el grupo estuviera dispuesto a aceptar las consecuencias y empeñara su mejor esfuerzo para salir adelante y librar la adversidad, así proyectada esta actitud desde el órgano superior de poder político hacia el resto de la sociedad. “Más vale una equivocación consensada que un acierto impuesto” sería otra manera de sintetizar este principio.

Esta propuesta se inscribe en un ámbito de exploración por nuevos e inexplorados  “sentidos” de lo social, o de lo político si se quiere. Podemos afirmar que esta propuesta supone desandar los caminos establecidos (10) y retomando a Levinas, también pensar de “otro modo” (11) y tal vez la revisión de lo aquí afirmado nos requiera considerar al mismo tiempo la importancia del ejercicio de autocrítica y autorevisión  “constitutiva”(12), y tal vez implicando una ruptura radical con las estructuras culturales dadas(13).

(1)Esta constituye precisamente una de las tesis fundamentales que soportan nuestra propuesta. No es una premisa que nos planteemos desarrollar e investigar en este trabajo, sino que es una consideración dada con la cual nos interesa partir hacia la  articular un razonamiento que  sustente nuestro planteamiento final. La valía de esta proposición, se rescata más que como producto de una investigación bibliográfica, de una consulta directa sobre las opiniones de algunos actores políticos vivos, de entre los cuales podemos citar la opinión del Lic. Manuel Camacho Solís, en entrevista realizada durante su campaña presidencial en el verano del 2000, y del Dr. Ricardo Sepúlveda Iguiniz, mientras fungía como Jefe de la Unidad de Estudios Legislativos para la Reforma del Estado de la Secretaría  de Gobernación durante los años 2000 a 2003. Además de lo anterior, también podemos señalar que entre los teóricos politólogos más relevantes de nuestra era, el italiano Norberto Bobbio, en su obra “El futuro de la Democracia” que considera que la visibilidad o transparencia del poder es uno de los elementos constitutivos de la democracia.

(2) Dicho de otro modo y de acuerdo con la conceptualización que más adelante desarrollaremos cabría decir “colegiadamente”.

(3)En razón de que los ciudadanos se verían limitados en sus esfuerzos democráticos por la influencia del poder vertical que puede bien promover u obstaculizar esta conformación democrática de los niveles menores de la sociedad, dependiendo de su conveniencia tal y como señalamos en el primer párrafo.

(4) Bajo la consideración de que en un sistema donde el poder cupular se encuentra “fragmentado” no habría un miembro que pudiera volcar toda la influencia de este poder cupular hacia la coopatación u obstaculización de los esfuerzos de asociación y participación de distintos grupos de la sociedad que pudieran bien contar con la simpatía de otra de las fracciones de ese poder cupular. Sólo en el caso que todo el poder cupular estuviera en contra de cierto esfuerzo asociativo de algún ámbito de la sociedad se podría pensar que este mismo poder orientara su influencia hacia el desmantelamiento de aquel. Pero aún en este supuesto podemos considerar el beneficio de la mayor autoridad moral del poder cupular en razón de su conformación más representativa o plural al menos. Ciertamente bajo esta consideración, el problema estaría entonces en lograr niveles aceptables de representatividad y pluralidad de esa estructura cupular “gregaria”.

(5) Este es uno de los principales postulados de Montesqieu respecto la división de poderes: “la división del poder genera su autolimitación en beneficio de los gobernados”. Cfr. con “El espíritu de las leyes”.

(6) Podemos apreciar, con la experiencia de los países que han adoptado la fórmula tripartita Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que en esta proposición el ejecutivo termina imponiéndose a los demás poderes, por lo que aún y cuando esta división “formal” de poderes no rinda los frutos deseados, este resultado bajo esta fórmula no invalida la proposición (6) por lo que más bien habrían de buscarse otras formas de “división de poderes” que sí la validen.

(7) Aún la experiencia de los sistemas parlamentarios, que constituyen básicamente esfuerzos de recomponer o balancear esta inoperante fórmula formal ejecutivo-legislativo-judicial para restar poder al ejecutivo (que no deja de ser una resta “formal”)  ha demostrado que los conflictos de poder siguen resolviéndose en zonas oscuras y en no pocos casos sus consecuencias han sido más bien el estancamiento y la pesadez del sistema todo ante lo cual han venido a posicionarse otros elementos de la sociedad como detentadores de poder político, como los medios de Comunicación. A este respecto también se puede consultar la obra de Giovani Sartori “La videocracia”.

(8) Entendido este como las atribuciones legales de que dispone un órgano de poder legítimamente constituído.

(9) Hemos mencionado preliminarmente tan sólo estos dos argumentos sobre la inconveniencia de optar por un sistema parlamentario y aún y cuando este sólo tema podría llevarnos a una amplia discusión, sobre la cual también podríamos referir una amplia bibliografía, y lo cual se hará más adelante sobre este particular asunto, nuestro planteamiento parte de considerar la obsolescencia del parlamentarismo para adentrarnos a vislumbrar y articular nuevas posibilidades.

(10) “…Desandar los caminos establecidos, alimentar un proceso de descolonización del pensamiento y la palabra” en “Sentido Ajeno” de Emma León Vega, Editorial Antropos, p. 129, Barcelona, España, 2005.

(11) “Pensar de otro modo” de Levinás y luego utilizado por Foucault.” Ibid, p. 133.

(12) “…Todas estas consideraciones hacen ver que el trabajo de autorevisión y autocrítica constitutiva tienen un sentido más amplio: el de extender su arco de cobertura más allá del segmento denominado por la discusión con la academia y la narrativa dominante del momento para colocarse en el combate de cualquier tipo de imperialismo egológico que pueda ofuscar “los muchos sentido imaginativos de las prácticas humanas”. Dube, Op. cit. p 75, en Emma León, Op. Cit, p. 133.

(13) “…Esto significa llanamente la ruptura radical con las mismas estructuras metafísicas, ontológicas y epistémicas que fundamentan la estructura de la historia, la sociedad y la cultura, así como los criterios del razonamiento y las categorías del conocimiento ilustrado y cotidiano.” Ibid, p. 133.

INICIATIVA SOBRE LA FORMACIÓN DEL ESTADO COLEGIADO EN MÉXICO

Filed under: INICIATIVA CONSTITUCIONAL — iusnet @ 1:10 am

Iniciativa de Reforma Constirucional para el establecimiento del Estado Colegiado y la Conformación del Consejo Superior de Estado en México.

Anexo C de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Supuesto Considerando

En razón de que en las pasadas elecciones federales para el cargo de Presidente de la República ha resultado favorecida por el sufragio popular la propuesta y plataforma electoral denominada “Por el Consejo Superior de Estado” abanderada por la coalición “México Unido”;

Considerando  que dicha plataforma propuso a la ciudadanía la formación de un consejo Superior de Estado que ejerciera de manera Colegiada el Supremo Poder político de nuestro país;

Considerando que dicha plataforma ha propuesto un modelo de estructura política, mediante un decreto articulado puntualmente, que ha sido sometido a la consideración pública durante los pasados comicios, resultando ampliamente favorecido por el sufragio universal;

Y en razón de que dicho decreto ha sido presentado a este Supremo Poder Constituido como iniciativa de Reformas Constitucionales en plena congruencia con el compromiso público presentado al electorado y aceptado mediante un proceso pacífico y legítimo y  en razón de que dichos comicios confieren al triunfador legitimidad ante este órgano derivada del Supremo principio constitucional de que la soberanía reside originaria y esencialmente en el pueblo, contenida en nuestro artículo 39 constitucional, siendo su expresión más evidente los anteriores procesos electorales;

Y una vez presentado para su revisión, el Supremo Poder Constituido H. Congreso de los Estados Unidos Mexicanos tiene a bien aprobar dicha iniciativa sobre la formación del Estado Colegiado en México y decreta:

DECRETO

EL h. Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos tiene a bien expedir la siguiente

CARTA CONSTITUTIVA DEL CONSEJO SUPERIOR DEL ESTADO MEXICANO, Apartado “C” de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Artículo Primero.- El poder supremo de la unión federal será ejercido por un cuerpo colegiado que se denominará Consejo Superior de Estado.

Artículo Segundo.- El consejo Superior de Estado será conformado por siete miembros.

1.- Un Director Ejecutivo de Recaudación y Promoción (“dinero” o DERP)

2.- Un representante de la Suprema Corte  (Poder Judicial) (CRJ)

3.- Un Director Ejecutivo de Fuerzas Armadas (“armada” o DEFA)

4.- Un Director Ejecutivo de Administración Patrimonial (“energía” o DEAP)

5.- Un representante del Congreso (Poder Legislativo) (CRL)

6.- Un Director Ejecutivo de Comunicación y Desarrollo Social  (“comunicación” o DECDS)

7.- Un Director Ejecutivo de Representación Soberana (“soberanía” o DESR)

Artículo Tercero.- Las facultades del Supremo Consejo de Estado deberán ser:

a) Calificar las controversias políticas de interés nacional

b) Definir a quien corresponde solucionar las controversias políticas de interés nacional.

b) Resolver las controversias políticas de interés nacional no resueltas en el plazo establecido.

c) Participar en la proposición de sus propios integrantes.

Artículo Cuarto.- El Consejo Superior de Estado contará con la facultad para resolver todas las controversias políticas de interés nacional o los vacíos legales que a su consideración requieran su intervención mediante una facultad de atracción resultante de una decisión colegiada unánime, en tanto que el Congreso elabora una o varias propuesta de ley para solución de los vacíos legales resueltos por la atracción unánime del Consejo Superior de Estado para que sean sometidas mediante los candidatos a la representación ciudadana a la consideración del electorado en las siguientes elecciones legislativas.

Artículo Quinto.- Por controversia política nacional deberá entenderse aquellos problemas de orden institucional que no puedan ser resueltos por los órganos competentes en los plazo legales determinados y cualquier problemática surgida entre los miembros de la federación, así como de cualquier actor político nacional, ciudadano o grupo de ciudadanos, ante la interpretación, aplicación o el vacío de la ley en cualquier materia, ámbito o asunto y cualquiera otra situación que por interés de la seguridad nacional el Consejo Superior de Estado califique como tal.

Artículo Sexto.- Las decisiones colegiadas del Consejo Superior de Estado se resolverán por mayoría simple, debiendo ésta ser de cuatro votos.

Artículo Séptimo.- El Consejo Superior de Estado deberá ser un colegio rotativo renovable gradualmente cada siete años mediante reemplazos anuales de cada uno de sus miembros.

Artículo Octavo.- El Consejo Superior de Estado deberá regirse por el principio supremo de la no reelección de sus miembros; por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia podrá ninguno de sus miembros durar en su cargo por más o menos de siete años.

Artículo Noveno.- Ninguno de sus miembros podrá ser destituido durante el lapso que dure su encargo y sus respectivas facultades y decisiones sólo podrán ser anuladas mediante un veto del Congreso o un fallo de la Suprema Corte quien podrá actuar para este caso de oficio o a petición de parte agraviada y este fallo deberá ser convalidado mediante una decisión colegiada del Consejo Superior de Estado.

Artículo Décimo.- Las bases para la selección de los miembros del Consejo Superior de Estado serán las siguientes:

1.- El representante del Congreso será escogido por el Consejo Superior de Estado vigente, de entre una terna propuesta por la Suprema Corte.

2.- El representante de la Suprema Corte será escogido por el Consejo Superior de Estado vigente de entre una terna propuesta por el Congreso.

3.- El Director Ejecutivo de Administración Patrimonial (DEAP) deberá ser escogido por el Congreso de entre una terna que deberá ser propuesta por el Consejo Superior de Estado.

4.- El Director Ejecutivo de Recaudación y Promoción deberá ser escogido por el Congreso de entre una terna que deberá ser propuesta por el Consejo Superior de Estado.

5.- El Director Ejecutivo de Representación Soberana deberá ser escogido mediante sufragio universal directo de la ciudadanía a propuesta de los partidos políticos.

6.- El Director Ejecutivo de Comunicación y Desarrollo Social deberá ser escogido por la Suprema Corte de entre una terna propuesta por el Consejo Superior de Estado.

7.-  El Director Ejecutivo de Fuerzas Armadas deberá ser escogido por la Suprema Corte de entre una terna propuesta por el Consejo Superior de Estado.

Artículo Décimo Primero.- A falta de cualquiera de los miembros del Consejo Superior de Estado su votación o reemplazo será emitido provisionalmente por el representante del órgano encargado de escogerlo, a falta del Consejero Director de Representación Soberana, su votación y reemplazo será escogido por decisión del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del partido político que lo postuló.

Artículo Décimo Segundo.- Los Consejeros Directores Ejecutivos ejercerán a su cargo el control de las secretarías de Estado y para ello contarán con la facultad discrecional de nombrar y remover libremente a sus secretarios y subsecretarios, exclusivamente de entre el personal profesional de carrera perteneciente a dichas entidades administrativas, así mismo los representantes de la Suprema Cámara Legislativa y la Suprema Corte de Justicia funcionarán de acuerdo con lo siguiente:

1.- El Director de Recaudación y Promoción (DERP o “dinero”) tendrá a su cargo las siguientes Secretarías de Estado:

a) SH (segmento de SHCP cuya función sería captar recursos)

b) S. de Economía

c) S. de  Turismo

d) S de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación

e) S. de Transportes (segmento de SCT)

2.- El representante de la Suprema Corte sería el portavoz oficial de la SCJN ante el Consejo de Estado y deberá cumplir con una misión arbitral en el desarrollo de las relaciones internas de la Suprema Corte y para ello contará con la capacidad de fijar plazos para desahogar votaciones, así como decidir a lo que a su opinión convenga respecto cualquier situación controvertida no resuelta por la Suprema Corte en el plazo previamente determinado, incluyendo el decidir sobre la posibilidad de someter su solución al Consejo Superior de Estado, sin mermar por ello la facultad superior de El Consejo Superior de Estado de Ejercer la atracción sobre cualquier asunto determinado.

3.-  El Director Ejecutivo de Fuerzas Armadas tendrá a su cargo a las siguientes Secretarías de Estado:

a)      SEDENA.

b)      S. de Marina

4.- El Director de Administración Patrimonial tendrá a su cargo las siguientes Secretarías de Estado:

a)      S. de Energía

b)      S. del Medio Ambiente y Recursos Naturales

c)      S de la Reforma Agraria

d)     SCP (fragmento de la SHCP)

5.- El representante del Congreso (CRL)  deberá cumplir una misión arbitral en el desarrollo de las relaciones internas de la Cámara Legislativa y para ello contará con la capacidad de fijar plazos para desahogar votaciones, así como decidir a lo que a su opinión convenga respecto de cualquier situación controvertida no resuelta por el congreso en el plazo previamente determinado  incluyendo el decidir sobre la posibilidad de someter su solución al Consejo Superior de Estado, sin mermar por ello la facultad superior de El Consejo Superior de Estado de Ejercer la atracción sobre cualquier asunto determinado.

6.- El director Ejecutivo de Comunicación y Desarrollo Social tendrá a su cargo las siguientes secretarías de Estado:

a)      S. C. (Fragmento de la SCT)

b)      SEP

c)      SEDESOL

d)     S. del  Trabajo y Previsión Social

e)      S. de Salud

f)       S. de la Función Pública

7.- El Director Ejecutivo de Representación Soberana tendrá a su cargo las siguientes secretarías de Estado.

a) S. de Gobernación

b) Secretaría de Relaciones Exteriores

c) Secretaría de Seguridad Pública.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

Primero.- En la conformación del primer Consejo Superior de Estado, El Director Ejecutivo de Representación Soberana que resultó vencedor en los comicios ordinarios al amparo de la propuesta política expresada en esta reforma, será el único miembro del primer Consejo Superior de Estado que dure en su encargo los siete años completos, sin contar el tiempo que haya tomado la gestión de la presente reforma, mientras que para los efectos de iniciar el sistema colegiado rotativo de sustitución gradual, los demás miembros deberán ser reemplazados cada año. Al terminar el primer año de funcionamiento del Consejo Superior de Estado, deberán ser reemplazados consecutivamente los Consejeros Representantes  del primero al séptimo de acuerdo con el orden presentado en el artículo Décimo Segundo.

Segundo.- De acuerdo con la plataforma electoral triunfante en los anteriores comicios, que preceden a la presente Reforma, los miembros del Primer Consejo Superior de Estado serán:

1

2

3

4

5

6

7

Tercero.- El presente decreto tiene el carácter de Reforma Constitucional y deberá ser un anexo a la Constitución vigente bajo la denominación de Apartado “C” y sus disposiciones regirán por sobre cualquier otro precepto Constitucional establecido con anterioridad a la presente Reforma. Con un carácter explicativo se añaden a este texto los siguientes dos documentos:

A) Un esquema sobre la conformación y renovación de los componentes del Consejo      Superior de Estado desde el año cero de inicio de esta reforma hasta el año número 49.           (ANEXO A).

B) Una serie de esquemas de la composición y funcionamiento electivo de los     componentes del Consejo Superior de Estado. (ANEXO B).

Cuarto.- Todas las anteriores disposiciones Constitucionales regirán en tanto no se opongan a este decreto.

Quinto.- Segundo.- Cualquier situación imprevista hasta ahora y derivada de la implementación de esta Reforma deberá ser resuelta por el Consejo Superior de Estado, provisionalmente en tanto que el Congreso elabora propuestas para que mediante el siguiente proceso electoral legislativo la ciudadanía escoja mediante el sufragio, legisladores que representen y abanderen la solución de su preferencia.

Sexto.- Túrnese a las legislaturas de los estados para que en un lapso de 30 días naturales a partir de la expedición del presente decreto manifiesten su votación sobre esta reforma y al término de dicho periodo contabilícese la votación para la expedición definitiva con base en la resolución de la mayoría simple mas una de las legislaturas de los Estados Federales.

Así lo proveyó el H. Congreso de los Estados Unidos mexicanos, el  x  de  x  del año  x

ANEXO A

Esquema explicativo sobre la conformación y renovación de los miembros del Consejo Superior de Estado desde el año cero de inicio de esta reforma hasta el año número 49 donde:

“soberanía” es DESR: Departamento Ejecutivo de Soberanía y Representación.

“dinero” es el DERP: Departamento Ejecutivo de Recaudación y Promoción

”judicial” es el CRJ: Consejero representante de la SCJN”

“armada” es el DEFA: Director Ejecutivo de las Fuerzas Armadas

“energía” es el DEAP: Director Ejecutivo de Administración Patrimonial

“legislativo” es el CRL Consejero Representante del Congreso

“comunicación” es el DECDS: Director Ejecutivo de Comunicación y Desarrollo Social.

“congreso” es el Congreso de la Unión

“consejo” es El Consejo Superior de Estado

“SCJN” es la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Año 0:     pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos e igualmente —————————– pueblo escoge Congreso.

1º  año:    Congreso escoge dinero a propuesta del consejo  y suple al provisional.

2º  año:    consejo  escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo y suple al provisional.

3º  año:    SCJN escoge armada a propuesta del consejo y suple al provisional ———————————  pueblo escoge Congreso.

4º  año:    Congreso escoge energía a propuesta del consejo y suple al provisional.

5º  año:                    consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial y suple al provisional.

6º año:     SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo y suple al provisional ————————   pueblo escoge Congreso.

7º año:     pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos.

8º año:     Congreso escoge dinero a propuesta del consejo.

9º año:     consejo escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo —————-(antes de que) —————-   pueblo escoge Congreso.

10º año:  SCJN escoge armada a propuesta del consejo.

11º año:   Congreso escoge energía a propuesta del consejo.

12º año:                   consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial ————————————————–    pueblo escoge Congreso.

13º año:   SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo.

14º año:   pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos.

15º año:   Congreso escoge dinero a propuesta del consejo  ——————————————————     pueblo escoge Congreso.

16º año:  consejo escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo.

17º año:  SCJN escoge armada a propuesta del consejo.

18º año:   Congreso escoge energía a propuesta del consejo  —————————————————-      pueblo escoge Congreso.

19º año:                   consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial.

20º año:   SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo.

21º año:   pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos  ——————————————     pueblo escoge Congreso.

22º año:   Congreso escoge dinero a propuesta del consejo.

23º año:  consejo escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo.

24º año:  SCJN escoge armada a propuesta del consejo  ———————————————————    pueblo escoge Congreso.

25º año:   Congreso escoge energía a propuesta del consejo.

26º año:                   consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial.

27º año:   SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo  ————————————————-    pueblo escoge Congreso.

28º año:   pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos.

29º año:   Congreso escoge dinero a propuesta del consejo.

30º año:  consejo escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo ————————————————-    pueblo escoge Congreso.

31º año:  SCJN escoge armada a propuesta del consejo.

32º año:   Congreso escoge energía a propuesta del consejo.

33º año:                   consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial ————-(antes de que)——————-     pueblo escoge Congreso.

34º año:   SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo.

35º año:   pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos.

36º año:   Congreso escoge dinero a propuesta del consejo.  —————————————————–     pueblo escoge Congreso.

37º año:  consejo escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo.

38º año:  SCJN escoge armada a propuesta del consejo.

39º año:   Congreso escoge energía a propuesta del consejo  —————————————————–     pueblo escoge Congreso.

40º año:                   consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial.

41º año:   SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo.

42º año:   pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos   ——————————————   pueblo escoge Congreso.

43º año:   Congreso escoge dinero a propuesta del consejo

44º año:  consejo escoge Judicial a  propuesta de  Legislativo.

45º año:  SCJN escoge armada a propuesta del consejo.  ——————————————————–     pueblo escoge Congreso.

46º año:   Congreso escoge energía a propuesta del consejo.

47º año:                   consejo escoge Legislativo a propuesta de Judicial.

48º año:   SCJN escoge comunicación a propuesta del consejo   ————————————————     pueblo escoge Congreso.

49º  año:                  pueblo escoge soberanía a propuesta de partidos políticos

Este esquema deberá respetarse para conformar ciclos electorales funcionales bajo el calendario establecido a partir de esta reforma.

ANEXO B


Seis esquemas sobre la composición y funcionamiento electivo de los componentes del Consejo Superior de Estado donde:

CRL: CONSEJERO REPRESENTANTE DEL LEGISLATIVO

DERP: DEPARTAMENTO EJECUTIVO DE RACAUDACIÓN Y PROMOCIÓN

SYSTEMPROGRAM.008

DEAP: DEPARTAMENTO EJECUTIVO DE ADMINISTRACIÓN PATRIMONIAL

SYSTEMPROGRAM.009

DESR: DEPARTAMENTO EJECUTIVO DE SOBERANÍA Y REPRESENTACIÓN

SYSTEMPROGRAM.010

DEFA: DEPARTAMENTO EJECUTIVO DE LAS FUERZAS ARMADAS

SYSTEMPROGRAM.011

DECDS: DEPARTAMENTO EJECUTIVO COMUNICACIÓN Y DESARROLLO SOCIAL

SYSTEMPROGRAM.012

CRJ: CONSEJERO REPRESENTANTE DEL JUDICIAL

ESQUEMA GENERAL

CSE: CONSEJO SUPERIOR DE ESTADO

SYSTEMPROGRAM.007

octubre 7, 2009

LA State Reform and Global Complexity

Filed under: Uncategorized — iusnet @ 7:23 am

State reform & global complexity. Perspectives from global political economy in Latin América and México.

Much has been said about the best way to achieve democracy in Latin America, in a first recent moment, supported by the negative experience and evidence resulting after more than a century of presidential history, encovering corruption and severe human rights abuse, and enhancing unequity and concetration of wealth and power in degradation of extense portions of indigenous, rural and middle class population.

Supported on John G. Ruggie´s considerations, i may sustain that western liberalism after XIX century was embeded, mainly by the expansion of URSS socialist model, situation that finally favoured the prevailance of corrupt presidencialistic regimes, which received financial support from western world´s financial organizations in order to provide social assistance and thus, neutralizing the influence of socialism. This finantial aid, was partly dilapidated by corrupt presidential regimes and originated a huge debt, that turned unpayable, and brougth in the middle eighties an important debate about the fiability of presidencialist regymes to provide efficient administration of its own national resources and fullfill international financial compromises.

J. Linz, Valenzuela and Sartori, propposed the implementarion of parlamentarian elements in Latin America, blaming presidencialistic system of the whole state “failure”; however none of them involved in a serious explanation of how come presidencialism, nevertheless being “a failure” in Latin America, was succesfull in the US. Although this propposal didn´t find decisive support among power elites in almost every LA countries, it opened a very intense debate, and remains in stand by, for instance as an important part of the legislative agenda of the biggest left party in Mexico. Futher analysis, most of them comming from WFO´s (Western/World Financial Organizations), claimed that no matter the regyme system, democracies could be enhanced by perfectioning several aspects of the relation among state formal powers and adjusting electoral and party systems. Lately, inculturation of citizenship and democratic values would be the key element. In this perspective we can find Lipset, Lijphart, Duverger and IMF (International Monetary Fund), WB(World Bank) and BID´s(Banco Interamericano de Dersarrollo) proposals.

Attending to the complexity of shifting the State reform, as the parlamentarism, the latter proppossals instead, were embraced, through short, partial, gradual and middle range changes. With socialism falling appart in the late eighties, a strenghtened liberalism now emerged, along with the impulse of liberating trade flows, and restraining State faculties over the market. Trough the last ten years, following this gradual state reform process, Mexico has evolved to a more recognized level of democracy. Nevertheless unequal distribution of wealth has deepen, and a big deception occurred in the left groups aftter the last presidential election as long as national government stands upon an endless fight against narcomafias and struggles to find a way trough a mayor tax reform, able to provide selfsufficiency, cutting dependence from nation´s oil income.

With my next arguments, i attempt to explain that with “liberalization of liberalism” LA States need to reinforce State capacities in order to face a wide range of challenges comming from the most recent international events. Loss of food selfsufficiency, devastation of natural resources, decrease of State capacity and relyability, a more demanding civil society, international financial pressure, and the emergence of crime organization structures with huge capacity, make me think of a need to reverse the State´s “reduction” process, and to find a shifting formula on reforming it. Each of this challenges respond to specific problems and failured strategies that are now magnified by international events. In my perspective, all this suggest the need of a shift in the quality of State reform processes as i will explain in the next lines.

If in the past years, the weakening of State capacities was needed in order to reach the ideal of democracy, and this argument found support on the long history of corruption and abuse, now i have the feeling that in dismantling State, given the global conditions, we are inccurring in excess. So the present challenge would be to find a formula by which we can ensure that restoring State capacities won´t work against democratic achievements.

In order to articulate the issues mentioned above in a reasonable and explainable argument, i will first recall some considerations regarding the fundaments of liberalism, the nature of Nation-state and finally the concept of development, in relation with today´s world order.

For the purpose of our topic, the role that State and market should play in conforming and developing XXI´s century´s society is a fundamental debate. For many, the social functions that characterized State trhrough many years should dissapear in order to procure the shaping of more responsible societies. The Speenhamland law historical experience of United Kingdom during 19th century reviewed on Karl Polanyi´s “Great transformation” may count for this to many. But the fact is that no matter this important precedent on liberalism history, State keeps holding a great deal of influence on economy through several formal faculties, and in not few cases, liberal capitalistic countries have reestablished State´s social functions as well. I may sustain thus, that the impulse given in direction to separate Sate from economy since Adam Smith ideas, have found new and inedit conditions to be reinforced through the evolution of communication technollogy for instance, facilitating the flow of financial capital through the bank networks and difficulting its control. Certainly the “global village” ideal demands full free trade conditions and for so the supression of any taxation to international flow of goods and services.

From many ultra-liberal perspectives, hyperglobalizators as Ohmae, bet for the triumph of Market forces over state power, while authors as Held sustain that globalization would gender new kind of social organizations that eventually would substitute the Nation-state as the main unit of world order. Nevertheless Anthony Payne critizices this prespectives for ignoring the importance of the political phenomena and exagerating the role of multinational private corporations, this perspective makes me consider it as a possible scenario, if not for developed States, maybe for emerging economy countries, given the progressive weakening of State powers actually in progress.

Some less radical perspectives, suggest that Nation-state must still be strenghtened, and others tell that the capilist model´s flexibility allow a very wide range of possibilities for the coexistance of Nation-state and market powers that are not even jet finished to imagine or foresee. In this set of ideas, suggesting a possible triumph of market powers over Nation-states, implies that security, social and development functions are to be assumed by corporate private entities adequated for such purposes, whose nature and structure may still be unknown. Also as the extent of individualistic irrestricted property rights evolve, the thin line between idividual dominium and state juristiction might turn confuse, rising different and unknow problematic issues, regarding  the abuse of employment of natural resources, and human rights for instance.

In this sum of perspectives, my LA analysis has advocate to the challenge of dismantellation of presidencialism, bringing me to an ultimate consideration that if Nation-state cannot trascend succesfully the challenges upon the pressure of globalization, particularly of WFO´s, Latinamerican demanding creditors and the growing demmands of civil society (as well as the others referred above), the hyperglobalization perspective may appear as a plausible scenario for this region in the middle future. My perspective tells that Nation-state must find formulas that allow its strenghtening in terms of a real soverignty, which would demand a real defense capacity and democratic inclussion as i may explain ahead. This might be needed to reach a real democratic an plural definition of “nation´s interest” more distributive, that the conception sustained by the dominant elites, actually attached to global capital interests in prejudice of extense populatons, indigenous, rural and middleclass, as quoted before, that until now had remained in silent protest for this centurial unequality.

In reformuling development, as Anthony Payne states in his “Politics of Unequal Development” free trade must be based on nation´s interest and not on elite´s interests, considering that all societies sustain particular and differente values and beliefs that shape the economical goals and the way in which market functions, and that this differences should be recognized and respected. For Payne, concepts as development, State, Hegemony and Globalization are today subject to an important review and debate in Global Political Economy.

About development in emerging economies, in relation with State reform and Globalization, maybe the most important consideration to incorporate is an argument sustained from physical sciences, that brings out some other very important political and sociological consideretions: sustainability, which from the most serious analysis is not being fully incorporated to economical dominant perspectives of today.

Many prestigous scientists worldwide, as Georgesku Rogen, and many non gubernamental and enviromental organizations after him, have been warning that today´s world economy and natural resources devastation is causing a sever irreversible damage to biothic equilibrium which may certainly impossibilitate to the next generation a lifestyle plain in confort as for ours, and that such disiquilibrium adjustments would bring hunger and disease for millions in the years to come, if not taken any considerable action in the present.

Concerning to LA, there should be observed a cultural and behavioral aspect, frequently ignored. According to the specific perspective of Dr. Enrique Leff, one of LA most serious and respected sociologist and enviromentalist, there is a whole set of ideas to be incorporated to development debate. Some of this ideas, for the purpose of my argument, i propose to conceptualize under the denomination of “ambient preservation resistance”, as the cultural and ideosincratic character that conceives the whole planet and its resources as a sacred dominium not to be exploited or substracted for accumulation by nobody, neither under purpose of securing any future provision or domain, nor to take advantage over other populations, but only to take from it what needed strictly for short term´s provision. This attitude implies a non beligerant and pacifist character, fully virtuous and valueable, yet to be recognized and honoured by western civilization in favour of huge populations of indigenous, rural and middle class mestizo latin americans, that today sustain, in some cases fully aware of its fundaments and consequences, or in the most of the cases only by an intuition beyond rational expalinability, but always respectful of their community costumes, as an “ethical” attitude, opposite to accumulation: “ambient preservasionist”, as i propose. All this resulting in a pacific resistance to asimilate cultural patrons of capitalist economy, as well as a resistance to the impulse and expansion of liberalism coming from State policies to procure exploitation of large geographies. Barely in the course of the last two centuries, this resistance had turned into beligerant active resistance.

This “ambient preservation resistance” stands in contrary to those ideologicall fundaments and values prevailing on capitalist system, that implies the need of substracting and accumulating presently as much resources as possible to guarantee full territorial security and unlimited long term survivance, from a more beligerant, fearfull and competitive consideration of the future and the role of mankind on earth.

In regarding to State reform, trough this analytical journey i came to the consideration that for the comprehension of the deepest motivation of State changes is necessary to understand processes of international market and world´s most powerful nations possitions and interests, finally shaping, containing and guiding any less powerful State´s transformation. As we mentioned before, the socialist block generated an important limit to liberalism, manifest as the arose of Keynesian principles, incorporated by many governments; and generating also a key alliance trough the set of very powerfull financial institutions created in Bretton Woods after II world war as World Bank and International Monetary Fund, which brought support to defficient presidencialistic States´s social functions and contained the expansion of socialist movements in LA. In my view this financial aid, as a cost of containing socialism, came to grow on time under the main reason that a deficitarian administration of corrupt presidential states dilapidated enormus funds, in one side as a result of precipitation and in the other of State´s elites corruption. The final riddance of the socialist threath in the late eighties brougth the need of a reestructuring of the debt agreements under the late adjustments of liberal axiomas, in order to facilitate for presidential LA States the due pay ot this compromises. Promotion of democracy and liberalization of trade are among the nine key pronouncements of the early nineties Washington consensus. This debt restructuring would set the line for gradual State reform, oriented to adjustments in electoral and party systems and the relations among formal State powers, for inculturing citizenship and democratic values. But, as this reform consolidated economic liberalism, (ideollogically opposite to “ambient preservation resistance” as argued before, and not having any contention as previously was the socialist block) had turned radical, exciting the same attitude on its opposites, generating and demonstrating mutual uncomprehension. For one side, priority must be increasing levels of productivity, for the other side priority should be distributing current accumulation. Increase versus distribution, productivity versus equality. So the problem would be: Which of this possitions represents development, as for the last years neo-liberalism has mostly generated accumulation and concentration of resources?

According to the cultural dimenssion pointed before under reviews of Dr. Leff, i may sustain that Mexico´s presidential elections of 2006, revealed that the half of votes supporting the left´s candidate, claim for a concept of development more associated to the ideal of redistribution of the nation´s wealth, previous to reforming other aspects of economy and politics.

But from WFO´s perspectives, in the context of a high tech communicated global market, allowing and facilitating exhange and interdependence, financial debts as well as free trade had turned to be the most relevant issue among international community; and by its means, power relations, influence, subordination and hegemony are today expressed among world´s nations.

This given, i may recall that strong nations support their power in technollogy applied to millitary defense systems, which is sold and transmited partially to their allies, trrough strategic negotiations oriented to preserve the actual Statu Quo. In such consideration, non alligned States, fall condemned to exclussion.

The rupture of western consensus given by the unilaterall decission to attack Iraq and the rest of the neoconserative policies implemented by the last norhtamerican government, brought an historical chance for LA nations to claim disassamblance of asymetric conditions of structural unequality, as pointed by Payne, prevailing in today´s world order.

Concepts such as “preventive attack”, from US neoconservatism, appeal to LA States to embrace this claiming inniciative, mainly trough a strategy of pacification dissarmament, along with a strong call to embrace fully Kyoto protocol against global warming and its consequent devastation over LA natural resources.

In the international scenario, as northamerican foreign policy has advocated to keep nuclear “club” closed, as we´ve séen from North Corea and Iran cases, this security principle falls in clear contradiction in relation with the principles of social coexistance contained in the very essence of northamerican Constitution, which states that every man or citizen has the right to posses fire weapons in order to prevent intrution to their own property and procure security to their own family. This is considered to be the basis of social pacific coexistence. But this northamerican homeland policy is not projected to the international arena, since it would oppose its own hegemonic interest.

This principle could hardly be translated to nueclear power among nations, and in a first place my own position condemns not only the expansion on nuclear weapon capacities but even the witholding of it. It should result very convenient at this moment of the international scene, if LA community pushes a common effort to urge international commitment to nuclear dissarmament, and secondly the suscription and respect to international conveys against global warming. In a truly equal world order, only an international entity should be entitled to use this power, and after recent international events this calling chance should not be wasted. It is clear that international community, particularily LA States, had not brougth any decisive effort in this way, precisely by the reason of hegemonic influence under the prevailing asymetric world order.

Furthermore, according to Payne, Chang, Wade and others, prevailing world order also relfects deliberated action of most powerful Nations to exclude emerging poscolonial economies from acces to conditions of true equality that possibilitates a real independence, autonomy and selfsustainability.

If under this authors reviews is possible to sustain the existance of structural patterns of inequality in the global order, the political paradox of security policies contrasted in both homeland security and foreign affairs as described before, preserving the current nueclear club, extends to other areas as economy and politics, trough restrictions such as “agro-sanitarian” proscription of “nocive” harvesting, and the interdiction for devoloping heavy industries in some cases as for Mexico since the late 1950´s, and the restriction of migratory flows, that amplify and agravate the structural patterns of unequality refered by the authors quoted above.

All this, leads me to consider, if not the rupture of western consensus since northamerican neoconservadurism emergence, establishes new basis for reviewing the trade and financial debt agreements toward giving preeminence to food selfsufiiciency as a national security vindication priority for LA countries as Mexico. At least, i am sure that a wide field for investigation rises on this matter, as result of the latest international events.

Continuing on the State reform, the emergence of a more demandign civil society evolved from values of liberal democracy. Since then, National states have been receiving a double impact: on one hand from the pressure toward disregulation and freedom to capital flows, an in the other for the growing demands of citizens. In this context, when considering the possibilities to strenghten the State, a higher questioning crosses abroad about the convenience and utility of the structure known today as National-state, for the 21st century society.

Under all considerations above, one can tell of a manifest and evident impulse of economical powers toward dismantelation or reduction to a minimum of Nation-state, trough different strategies, oriented to decrease its present faculties, functions and influence. For all this i find that less influent countries of global order appear under inedit and historical conditions of fragility facing a complex structure of financial and economical interests supported on the structural unequal patterns established after II world war as referred by the authors quoted, that inhabilitate efficient response to fundamental needs of territorial security, care and preservation of natural resources, and food selfsufficiency.

If we agree that security is the main fundament and purpopse of Nation-state, then the quality of minimal (on its functions) but maximal (on its efficiency) propposed by Fukuyama´s “Construction of State” is unsustainable under international unequal structural patterns that limit any serious capacity of self defense on most emerging countries.

Ultimately, this real defense disfunction faces the emerging of illegal power structures, as narcomafias, making evident the structural paradoxes of elites interests and the true limited capabilities of Latin America States´ dominium over their own territories, against global superior interests, simoultaneously threatning State´s stability, meanwhile illegal structures also gain technollogy, millitary capacity, and are coming ultimately, to converge with millitary resistance forces claiming sovereignty and domain over extense and strategic lands, as Colombia´s FARC´s and Mexico´s Zapatistas.

From a deeper lecture of the northamerican security principles quoted above, it would result that as the same as in homeland, in the international arena, until every international subject is able to truly self defend its own integrity, inner disequlibrium an uncertainty will be a result of this larger scale sum of structural unequal patterns, and inner processes will necessarily rely on the decissions resulting of negotiations among the true self sufficient and self defeatable countries on today´s world. In this final consideration i call not for the increase of millitary power among the emerging economies of LA, but for stronger claim toward dismantellation of nuclear and millitary power of the strongest nations. From my perspective Latin America should take from this experience the means and the strenght to vindicate for LA countries a unity commintment toward equity, sovereignty and preservation of nature´s wealth.

In this global complexity, i may say that shifting State reform processes, implementating parlamentarian elements, by now a debate set aside, should be taken again, in consideration that gadual adjustments had lead finally to a confuse estagnatory process in which State solidity is falling appart along with its credibility, while trying to contain narcomafias and deal with vigorous civil society demands, and while its fundamental capacity of sovereign defense lacks of any serous content against global structures, in which States are attached to financial compromises that determine and undermine any sovereign capacity to selfdetermination.

Given the enormus dependance on oil, Mexico´s particular situation shows the need of a major shift on reform processes that consolidate Satate capacity, both in terms of sovereignty for the outside and credibility to the inside. Since I agree that best foreign policy is a consistent inner stability, i call attention over a review of the government regyme in order to seek formulas and possibilities that summon plurality, citizenship and State reinforcement. Following my perception of the need of a shifting formula to State reform´s processes, i have attended to several historical researches on Mexico´s independence history, and on the evolution of our own county`s political ideas, finding out some very interesting arguments that i may share to you, briefly as a closing comment.

Since the presidential-parlamentarian debate is almost aside, but current changes and gradual reforms have not brought any significative redistribution, i call to review an extraordinary debate of the first mexican independent constituent assambly on february 1824, in which prime legislators as Crescencio Rejón, and José Guridi, formulated and propposed an original government formula based on the composition of a rotative and plural mechanism for the executive power branch. I´ve been working on this arguments so that from my current perspective, this elements should be integrated to present debate of a mayor reform shift, regarding the transformation of presidencial regyme. As a final purpose of this analysis, i would like to exhort the review more of this interesting debate, because it contains very important considerations regarding the chances and possibilities of the plural excercise of an executive organism in a democratic era.

In such debate one can find predictive arguments of the evolution of presidencialism in Mexico, and important critics to it, but of a very different nature of those presented by the promotors of parlamentarism. In a brief glance, the fundmental matter of a presidencial regyme lies in the fact that executive power concentrates much more attributes than any other, summing a formal and extra-formal range of faculties that potentially overwhelms any real capacity of the other formal state powers. The main cause of this would be the executive dominance over a huge bureaucratic, millitary and police estructures, and of course on the beholding and administrating of the biggest ammount of public resources. This sole condition is enough to counteract agains the equilibrium supposedly inherent to the power division formula developed from Montesquieu considerations. If it is true that, as Montesquieu propposed, the power division is unvoidable condition of balance, what this centurial argument makes evident is tha such pretended equlibrium will never come from a structure based on division of executive, legislative and judiciary branches, which are not truely the power components, but only three different State´s functions. This argument sustains that either an executive power fulfills democratic ideals, trough being a plural efficient institution itself, or the whole concept of democracy as pretended today is a mere huge sophisma, given that the true democtratic excercise of a true power such as represented in executive branch is perhaps truely impossible. But we might not be able to qualify this considerations until we live to see the implementation of a plural executive power as referred.

Nevertheless any value of this propposal, the enormous unstability given along with the independency process, as well as an infamous influence of foreign interests, impossibilitated its implementation in the past. But as democratization evolves in LA, as well as communication technollogy evolves and filtrates trough political praxis, i believe that a similar formula, if embraced by a specific group of politicians and supported by civil society, could be peacefully implementated; and if propperly supported, can give a true chance to shift the democratic achievements of today. Of course a further definition, explanaition and embracement of a similar formula by qualified leaders, might be needed so that people can accept and support such shift. Optimistically, i came to find in this arguments a relevant field to search for whatever might bring us closer to achieve simoltaneously, consolidation of democtratic state functioning, while restorng selfsufficciency and selfdetermination capacity to weakened LA´s Nation-states.

Ciudad de México, 27 de septiembre de 2008

César García Razo.

Blog de WordPress.com.